Gremial

Hay más de 700 mil chicos en esa situación

Ladrilleros denuncian una situación alarmante del Trabajo Infantil en nuestro país

La Unión Obrera Ladrillera (UOLRA) ratificó su "compromiso" con "la lucha en rechazo del trabajo infantil" y reclamó la necesidad de coordinar políticas con el Estado y el Poder Judicial para erradicar la problemática, a la vez que denunció que hay 700.000 menores en esa situación en la Argentina y unos 160.000 en la industria de la actividad.

ladrilleros

La Unión Obrera Ladrillera (UOLRA) ratificó hoy su “compromiso” con “la lucha en rechazo del trabajo infantil” y reclamó la necesidad de coordinar políticas con el Estado y el Poder Judicial para erradicar la problemática, a la vez que denunció que hay 700.000 menores en esa situación en la Argentina y unos 160.000 en la industria de la actividad.

La organización sindical, que conduce el también referente del Movimiento Evita Luis Cáceres, aseguró hoy que “se impone en todo el país la tarea de la concientización respecto de ese flagelo, que castiga en especial a los ladrilleros”, y exigió “respuestas concretas” para abordarlo y ofrecer “soluciones definitivas”.
El dirigente gremial ratificó “la profundización de la campaña nacional” que el sindicato lanzó en mayo último en Santa Fe y explicó que “el objetivo es visibilizar un flagelo que sufre la industria ladrillera, porque un menor solo debe estudiar y jugar”.

En esa línea, Cáceres reclamó “políticas públicas” y la coordinación de acciones entre el gobierno, el sindicato y la justicia para ofrecer “respuestas concretas” al problema.

“Aunque se denuncian situaciones de injusticia y explotación, también hay que contener a las familias que, por lo general, se quedan sin nada. De allí que el gremio lanzó la campaña nacional ‘Los únicos privilegiados son los niños’, que llegará a todos los rincones del país para concientizar y fue respaldada por la CGT, sus Regionales -a través de la Convención Intersindical- la Comisión Nacional por la Erradicación del Trabajo Infantil (CONAETI), su par bonaerense (COPETI) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT)”, puntualizó esta tarde Cáceres.
Por su parte, el coordinador nacional para enfrentar esa tarea, Norberto Cafasso, explicó que ese flagelo en la actividad ladrillera a veces “se cruza con la trata” y existe en “los establecimientos con patrones y en los de la economía popular”.

“El gremio calcula que hay en la Argentina unos 700.000 menores que trabajan y, la mayoría, lo hace de manera forzosa. En el ámbito ladrillero existen unos 160.000. Pero la mayor cantidad de chicos cumple tareas en la actividad agraria. La problemática se agrava con los modelos económicos neoliberales, ya que se relaciona de manera directa con el trabajo registrado”, concluyó.