Política

Día de la Bandera

Intendenta de Rosario tras el faltazo de Macri: “Genera desilusión”

Mónica Fein se refirió a la ausencia del Presidente al acto con motivo de la celebración del Día de la Bandera que se realiza este miércoles en esa ciudad. La suspensión por motivos de seguridad de la visita del presidente Mauricio Macri a Rosario con motivo de la celebración por el Día de la Bandera... Leer más »

monica-fein-06202018-334987

Mónica Fein se refirió a la ausencia del Presidente al acto con motivo de la celebración del Día de la Bandera que se realiza este miércoles en esa ciudad.

La suspensión por motivos de seguridad de la visita del presidente Mauricio Macri a Rosario con motivo de la celebración por el Día de la Bandera generó polémica. La intendenta de esa ciudad santafecina, Mónica Fein, precisó este miércoles que la ausencia del mandatario les “genera desilusión”.

“Genera desilusión que no venga el Presidente”, resumió la funcionaria en diálogo con el periodista Luis Novaresio para su programa #Novaresio910 emitido por radio La Red, en alusión al ‘faltazo’ del jefe de Estado al acto que se realiza en esa ciudad.

En ese marco, Fein indicó que hubo una superposición de elementos para la decisión de Macri, entre ellos “algunas convocatorias para marcar el descontento” con el Presidente y sus políticas. Sin embargo, la mujer remarcó su compromiso de “realizar todos los esfuerzos para los actos vuelvan a ser lo que eran; que todos los argentinos podamos sentirnos argentinos, y que la patria es de todos”.

El martes el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, justificó la decisión de suspender el viaje del líder de Cambiemos. “Lo que más queremos es que los rosarinos puedan festejar en paz el Día de la Bandera, que sea una fiesta. Los chicos juran la bandera, un acto muy importante y emotivo, y no queremos hacerle el juego a los violentos”, argumentó.

“Nuestra preocupación no es la seguridad del Presidente. Iba a estar todo vallado. Macri iba a entrar y salir y no iba a tener ningún problema. Lo que nos preocupa es la seguridad de los rosarinos y todos los disturbios que querían generar para empañar la fiesta”, añadió al tiempo que aclaró que la suspensión se debió al hecho de que se esperaba en el acto la presencia de organizaciones sindicales y sociales.