Gremial

La CTA rechazó el acuerdo con el FMI y exigió un paro nacional

El sector de la Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTAA) que lideran Pablo Micheli y José Rigane rechazó "la decisión de endeudar el país a través del Fondo Monetario Internacional" (FMI) por lo que reclamó a todo el movimiento obrero "un gran paro".

Micheli-CTA

El sector de la Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTAA) que lideran Pablo Micheli y José Rigane rechazó hoy “la decisión de endeudar el país a través del Fondo Monetario Internacional” (FMI) y “los anuncios del presidente Mauricio Macri sobre ese financiamiento”, por lo que reclamó a todo el movimiento obrero “un gran paro”.

Un comunicado de prensa firmado por ambos dirigentes aseveró que el préstamo fue requerido con “la excusa de sacar a flote el rumbo del país”, y ratificó que “la política del gobierno responde desde el comienzo a las recetas del FMI, que arrasaron con despidos, tarifazos e inflación y generaron el escenario ideal para entregar lo poco que queda”.

“En un nuevo acto de irresponsabilidad, se procura arrastrar otra vez al pueblo a uno de los momentos más difíciles de su historia, marcada por índices irremontables de hambre, pobreza extrema, inflación y devaluación, que costaron más de 35 asesinatos de trabajadores que, en su momento, salieron a la calle ante la insostenible realidad”.
Para los dirigentes, solo luego de aparecer otra vez en escena el ex ministro de Economía Domingo Cavallo “el presidente justificó la injustificable decisión de endeudamiento”.

“Ahora, el desenlace no es alentador. Por lo mismo, la CTA Autónoma expresa su profunda preocupación a partir de los alcances de la medida anunciada, que jaquea la soberanía y la democracia. Es preciso que todo el movimiento obrero coincida en el rechazo al ajuste y al acuerdo con un gran paro nacional”, concluyó el documento.