Política

De Vido analizó el encuentro entre Scioli y Macri

Según el misnistro "este entusiasmo por un gesto tan nimio deja al desnudo la nostalgia por la época donde se hacía política para las fotos y algunos pocos se enriquecían a costa del desempleo, el trabajo en negro y la exclusión del resto". “No pueden tolerar es que este modelo económico no tiene marcha", añadió.

De Vido opinó de la polémica fotos de Scioli y Macri durante un acto.

El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, defendió el modelo al referirse al encuentro que generó polémica entre el gobernador Daniel Scioli y el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri.

De esta manera advirtió que la Presidenta “es la única que garantiza la profundización del rumbo iniciado en 2003″, al tiempo que aseguró que el camino que se empezó ese año permitió «una sustancial mejora en la calidad de vida de los argentinos».

Además, apuntó que la falta de «un dirigente o fuerza política capaz de unificar una propuesta alternativa, hace que se pronuncie cada día la preocupación de los sectores minoritarios que perdieron privilegios para llevar adelante una agenda de defensa de los intereses más concentrados».

Fue en ese marco que el funcionario hizo referencia a una columna publicada ayer por Sergio Crivelli en el diario La Prensa, que plantea que “`Scioli y Macri están en primera fila como alternativa al estilo K´ y resalta la reunión que ambos mantuvieron la semana pasada por su vocación para `luchar por el poder cooperando y sin agresiones´”.

«Es curioso que un encuentro del que luego debe admitir que tuvo resultados ‘modestos’ (sic), por no decir que no sirvió para nada, sea considerado como el prólogo de una nueva etapa que tendría como virtud una menor confrontación», señaló el Ministro.

«Es sorprendente que nadie se pregunte por qué ese gesto de un supuesto mayor diálogo no incluye a los intendentes de los municipios involucrados, donde continúa enterrándose la basura como si fuera el patio trasero, que además no fueron consultados porque conocían de antemano su negativa y la de sus comunidades», advirtió.

Según De Vido, «este entusiasmo por un gesto tan nimio deja al desnudo la nostalgia por la época donde se hacía política para las fotos y algunos pocos se enriquecían a costa del desempleo, el trabajo en negro y la exclusión del resto».

El funcionario del gobierno nacional opinó también que esos sectores minoritarios «en el fondo, lo que no pueden tolerar es que este modelo económico no tiene marcha atrás porque los argentinos no quieren volver al 25 por ciento de desocupados, a las fábricas cerradas, a los centros turísticos vacíos porque nadie puede irse de vacaciones».

«Son los mismos para los que todo lo inconstitucional es legal y republicano mientras sea para defender sus intereses, como sucede con las medidas cautelares que impiden la plena vigencia de la ley de medios o la anulación de la vil entrega del predio de Palermo a la Sociedad Rural Argentina», concluyó el funcionario.