Entrevistas

“Con Paraguay sí se puede dar una integración productiva”

La embajadora argentina en el Paraguay, Ana María Corradi, nos cuenta acerca de la relación entre ambos Estados.

corradi

La actual embajadora de la República Argentina ante Paraguay es la contadora Ana María Corradi quien ejerce esta función desde el 26 de noviembre de 2014. Corradi cuenta con una larga trayectoria en la función pública, sus últimos oficios fueron de Senadora Nacional por la Provincia de Santiago Del Estero con el Bloque PJ Frente para la Victoria (de 2007 a 2013) y de Diputada Provincial (de 2005 a 2007).

¿Cómo se encuentra la relación actual entre Argentina y Paraguay? ¿Cuáles son los puntos más importantes de esta relación diplomática?

La relación es excelente. Desde el día que llegué aquí, el 26 de noviembre de 2014, he podido trabajar en un contexto de tranquilidad, de confraternidad, en un contexto político que considero auspicioso. Tanto la presidenta de Argentina, la Dra. Cristina Fernández de Kirchner como el presidente del Paraguay, Horacio Cartes, han expresado a través de un acta su disposición a fortalecer los vínculos, a concretar los proyectos ya empezados y a impulsar nuevas acciones entre los dos países. Desde la Embajada Argentina seguimos de cerca esa relación binacional, que tiene que ver además con lo cultural, con obras de infraestructura, con migraciones y muchos otros temas de relevancia. En Paraguay se estima que hay entre 60 y 80 mil argentinos viviendo en el país y en Argentina hay más de un millón de paraguayos que han elegido vivir en la Argentina por distintas razones. Esto es lo que creo fundamental, el hecho de que haya una integración entre las personas, porque en cada familia paraguaya hay un argentino y viceversa, lo que obliga a los gobernantes a manifestar esta voluntad de trabajar y fortalecer esta relación, que es lo que estamos haciendo. Es inevitable la relación cotidiana entre ciudadanos de países vecinos, pero además la cultura, el idioma, nuestros orígenes son elementos suficientes para que cada uno de nosotros haga el esfuerzo de los dos gobiernos para complementar nuestras actividades y acciones binacionales.

La relación es excelente, con cancillería estamos permanentemente acordando nuevas acciones. Siempre hay inconvenientes que surgen porque cada país tiene su política interna pero en lo que tiene que ver con el comercio y la política internacional, lo conversamos y tratamos de poner siempre esa energía e interés de que las cosas salgan de la mejor manera para ambos países.

 

En la cuestión energética hay dos proyectos binacionales vigentes: Yacyretá y Corpus Christi. Con respecto al primero, ¿ya está finalizado? ¿Hay fechas para la incorporación de Aña Cuá?

En cuanto a Yacyretá, está en este momento siendo analizada la cuestión económico-financiera en una mesa binacional. Por un lado hay una necesidad de avanzar para determinar cuál es realmente la situación y llegar a un acuerdo que sea justo y equitativo en el corto plazo. Esa ha sido la manifestación de voluntad de nuestros presidentes, acordar entre los dos países la situación y a partir de ahí seguir avanzando. Yacyretá es realmente una obra magnifica y en Argentina es considerada como una de las más importantes porque tiene que ver con la energía que va ser necesaria a medida que los países crezcan. La Argentina, a partir del 2003 le impregna impulso y protección a la industria nacional, así como un incentivo a los empresarios para que se produzca dentro de nuestro país y pueda demandarse, de esa manera, mano de obra. Esto genera más demanda de energía. El Paraguay, por otro lado, está creciendo, está en un momento muy auspicioso, así que en el corto plazo va a demandar más energía.

Hay que arribar a un acuerdo donde Yacyretá crezca. Yo soy optimista de que esto se va a producir, porque el entusiasmo y la voluntad política que han sido reflejados por los expresidentes Néstor Kirchner y Nicanor Duarte Frutos, para terminar la obra logrando la cota máxima y óptima de los 82 metros en la represa es la línea que tenemos que seguir. Yo creo que llegar a ese acuerdo y a ese momento donde de esa mesa de diálogo salga un acuerdo definitivo es lo mejor que nos puede pasar a ambos países, a eso estamos aspirando y el diálogo es lo que tiene que prevalecer siempre. La gente, los argentinos y los paraguayos, merecen que sus gobernantes obren de esa manera.

 

Hablando de la nacionalización en la Argentina y del proyecto desarrollista latinoamericano, Paraguay es uno de los países de la región que ha decidido no alinearse a las mismas, ¿qué implicancias tiene esta decisión nuestro país y para la región?

Esas son decisiones de política interna de un país, en las cuales no me corresponde opinar. Pero sí puedo afirmar que las relaciones entre la Argentina y el Paraguay van bien, nosotros estamos pensando en una interrelación productiva regional, pensando en cómo podemos producir una parte en Argentina y una parte en Paraguay, formando entre los dos un producto y comercializarlo. Por otro lado, también realizamos misiones comerciales desde la embajada, ya vamos por tres. La semana pasada han estado más de 35 empresas argentinas visitando el Paraguay y antes también vinieron unas 40 de la industria naval. Esto demuestra la voluntad de los gobiernos de realizar una integración regional. Nosotros en Argentina queremos que se desarrolle el comercio, la industria, que se mantenga la mano de obra, que menos personas estén sin trabajo y esto tiene que ver con el desarrollo del país. Yo creo que con Paraguay sí se puede dar una integración productiva, que es en lo que estamos trabajando.

 

Con respecto a la Embajada Argentina en Paraguay, el festejo del 25 de mayo (realizado el 24) tuvo una gran convocatoria, ¿cuál su sensación al respecto?

Nosotros queríamos que los argentinos y nuestros hermanos paraguayos pudieran participar y festejar este aniversario de nuestro primer grito de libertad del 25 de mayo. Para ello hemos realizado el día 24 un acto popular con la presencia de Tarragó Ros, Valeria Díaz y el folklore, con nuestras danzas presentes, con choripán, vino argentino y empanadas argentinas. Los argentinos en el Paraguay esperan ese momento para festejar, así que para nosotros ha sido una alegría poder compartir con ellos. Estando lejos de Argentina, hemos podido celebrar ese día tan importante para nuestra patria.

 

Por último, mirando a las elecciones de este año, ¿en qué lugar se imagina a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner después del 10 de diciembre?

Yo creo que el proyecto que ha iniciado Néstor Kirchner y que ha continuado la presidenta Cristina Fernández de Kirchner va a continuar. En Argentina, Néstor y Cristina han producido una transformación no vista durante años. Esta transformación ha incorporado a hombres y mujeres que estaban fuera de la agenda de los gobiernos anteriores. Esos cambios y transformaciones son reconocidos por la inmensa mayoría de los argentinos y van a ser reivindicados por el voto que va a manifestar que la Argentina siga por el mismo camino. No tengo dudas de esto.

Pero el proyecto nacional y popular que tenemos en Argentina desde hace 12 años, yo creo que merece que continúe por el bien de todos los argentinos y por la historia de nuestra patria. Realmente, en mi caso en particular, durante seis años he acompañado desde el Senado de la Nación la aprobación de leyes impulsadas por Néstor y Cristina y sin dudas te puedo decir que han sido profundas y han considerado la situación de personas que nunca han sido tenidas en cuenta. Hemos avanzado en respeto y en conquista de los derechos humanos como nunca antes se había hecho, hemos logrado modificar leyes del estatuto del peón rural, de avanzar hacia aprobar un régimen del trabajo doméstico, esas son conquistas inigualables que merecen, nuevamente, el acompañamiento de la gente al elegir su próximo presidente. Yo no tengo dudas que los argentinos no van a olvidar todo lo que ha ocurrido en estos años y van a volver a decirle sí al proyecto de Cristina.

Fuente: Resumen del Sur