Ciudad

“El Gobierno de la Ciudad debe realizar las obras complementarias necesarias para que Buenos Aires deje de inundarse”

Abel Fatala, subsecretario de Obras Públicas de la Nación, argumentó que es necesario encarar un plan hidráulico eficiente en la ciudad y que además de las obras de mayor envergadura, deben realizarse obras complementarias para prevenir las inundaciones.

“El Gobierno de la Ciudad debe realizar las obras complementarias necesarias para que Buenos Aires deje de inundarse, además de controlar y mantener limpias las instalaciones existentes. Es imperiosa la necesidad de encarar el ordenamiento hidráulico integral de Buenos Aires”, sostuvo Fatala.

Y precisó: “Aún cuando se culminen las obras en el Arroyo Maldonado (sobre la Avenida Juan B. Justo) los vecinos de Villa Crespo y Palermo se van a seguir inundando. Hoy el gobierno de Mauricio Macri tiene que encarar rápidamente las obras para evitar las inundaciones en estos barrios tan importantes de la Ciudad. El lago pacífico, el reservorio en la zona de Camargo y Juan B. Justo, la protección contra sudestadas en la desembocadura de los arroyos, sistemas atenuadores de picos de tormenta y obras en los lagos existentes”.

“Si bien es cierto que la altura del Río de la Plata define parte de la situación, hay muchas otras cuestiones de las que el gobierno porteño puede ocuparse para gestionar de manera eficiente el funcionamiento hidráulico de Buenos Aires, entre ellas la recuperación de la función hidráulica de los Lagos del Sur (Regatas, Soldati y Roca) que descargan en el Riachuelo como los Lagos del Norte del Parque Tres de Febrero (Rosedal, Planetario y Regatas)”,* agregó.

Durante su gestión como Secretario de Obras Públicas de la Ciudad, Fatala terminó el grueso de la construcción de la defensa costera Boca-Barracas y el aliviador que se construyó en forma paralela al arroyo Vega por la calle Monroe.

“Hoy La Boca ya no se inunda más por cuestiones fluviales, es decir que ya no ingresa el agua del Riachuelo, de haber sido así en La Boca hoy tendríamos alrededor de 4000 evacuados como en la década del ´90. Por su parte, Belgrano también está más protegido gracias a la obra del aliviador. Cuando las obras están bien concebidas y correctamente ejecutadas, funcionan y protegen a los vecinos de la Ciudad. La única condición es saber cuáles son estas obras y como ejecutarlas. Macri no lo sabe y en casi tres años de gestión no aprendió nada de esto”, concluyó Fatala.