Gremial

Reunión del Consejo Directivo

La CGT confirmó que acompañará la marcha de camioneros del 22 de febrero

El secretario general de la CGT Juan Carlos Schmid anunció este miércoles que la central obrera se sumará a la movilización al centro porteño convocada por Camioneros para el 22 de febrero, aunque reconoció “divisiones” internas ante el faltazo de representantes de los sectores de los “gordos” y los independientes. En conferencia de prensa, Schmid... Leer más »

cgt

El secretario general de la CGT Juan Carlos Schmid anunció este miércoles que la central obrera se sumará a la movilización al centro porteño convocada por Camioneros para el 22 de febrero, aunque reconoció “divisiones” internas ante el faltazo de representantes de los sectores de los “gordos” y los independientes.

En conferencia de prensa, Schmid señaló que el documento difundido en Mar del Plata por los sectores más duros del sindicalismo “ha sido apoyada por unanimidad por el Consejo Directivo” de la CGT, la que “va a acompañar a todos los gremios que tiene problemas y se están movilizando”.

“La CGT va acompañar activamente en pie de igualdad a Camioneros, que se va a movilizar el 22 de febrero”, indicó Schmid respecto a la marcha impulsada por el moyanismo y el barrionuevismo, al tiempo que advirtió que “los que no estuvieron presentes hoy con el correr de los días van a dar sus explicaciones”.

Schmid explicó que de 35 integrantes en el Consejo Directivo asistieron 27. “No estuvo comercio, construcción, sanidad, obras sanitarias”, enumeró. “Acá estuvo la mayoría. La respuesta de por qué no estuvieron hay que pedírselas a ellos. Daer estaba de vacaciones y además tiene algunos matices”, indicó respecto del faltazo del secretario Héctor Daer.

Además, ante la pregunta de los periodistas explicó que “no se discutió la posibilidad de un paro nacional”. “Los compañeros decidieron una movilización y no un paro”, sentenció. También se refirió al conflicto entre el Gobierno con el sindicalismo y señaló: “Hay casos como el SOMU y el SOEME que no representan todo el universo sindical argentino. Nosotros no podemos medir con esta vara a más de 38.000 compañeros”.

A su turno, Carlos Acuña, expresó que la desocupación es un tema preocupante en el país y que la reforma laboral “siempre fue una iniciativa del Gobierno y será tarea ahora del parlamento”.

El primer respaldo de la jornada lo recibió Hugo y Pablo Moyano de parte de Yasky y Roberto Baradel, los dos jefes de la CTA de los Trabajadores, en la sede del Sindicato de Choferes de Camiones, ubicado en San José 1715. “Si el movimiento se une detrás de este norte sin desviaciones seremos imparables. En la construcción de esta perspectiva estamos embarcados. No podemos dejar pasar esta reforma. Salgamos a defender nuestras conquistas, coordinemos la lucha y participemos de reuniones, y asambleas en cada unidad para informarnos y debatir las acciones a desarrollar”, anunciaron los gremialistas docentes antes del encuentro en la sede de Sichoca de la calle San José 1781.

A la salida, el líder camionero agradeció el acompañamiento. “Hay un montón de sectores que están siendo perjudicados por este modelo económico. Esta convocatoria ha superado los reclamos de los camioneros y creo que hoy todos los sectores del movimiento obrero estaban reclamando una movilización para decirle al Presidente que pare con los despidos y el techo a las paritarias”, sostuvo el secretario gremial.

Pablo Moyano recibió a Roberto Baradel y Hugo Yasky en su oficina del Sindicato de Choferes. También asistieron directivos de la CTA de Pablo Micheli y Gustavo Vera, de La Alameda.

Durante el encuentro expusieron los delegados del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), que denuncian despidos masivos en el Instituto. El vocero del grupo fue Néstor Escudero, uno de los jefes gremiales del organismo, que figura en los listados de los 255 cesanteados por la gestión del “nombrador serial” Javier Ibáñez. Escudero vuela hoy mismo a Roma para participar de un encuentro de la Red Libera, que nuclea a más de 1.600 organizaciones de Italia, al que fue invitado especialmente por el Papa Francisco. Moyano prometió ir a visitarlos al edificio de General Paz.

Mientras en la CGT crecen las internas con los sectores afines al oficialismo, los referentes camioneros anunciaron la semana pasada el inicio de un plan de lucha contra el Gobierno nacional, que indefectiblemente incluirá un paro nacional entre marzo y abril.

En la agenda figuran reuniones con los máximos referentes del triunvirato piquetero Barrios de Pie, CTEP y Corriente Clasista y Combativa (CCC), las tres organizaciones que Pablo Moyano quiere incorporar a la central obrera de Azopardo para inflar la cantidad de afiliados cegetistas. Además, se reunirá con el bancario Sergio Palazzo, líder de la Corriente Federal de Trabajadores (CFT). Las rondas de reuniones, adhesiones y elogios mutuos buscan revivir la fuerza que tuvo la resistencia multisectorial contra las reformas previsional, laboral y tributaria de Mauricio Macri.

La marcha del 22 fue convocada por la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros, pero Pablo Moyano extendió la invitación a todos los gremios de la CGT desde la Secretaria Gremial de la entidad. Sin embargo, un grupo de sindicalistas afines a la Casa Rosada ya anunciaron que no participarán del cónclave, aunque nada está dicho.