Federal

Córdoba

Exhumaron el cadáver del oficial Alós en busca de nuevas pistas

Esta mañana se realizó el operativo especial que permitió el traslado del féretro desde el cementerio de Alta Gracia hasta el Hospital Nacional de Clínicas. Dentro de 10 días peritos de la Corte Suprema de Justicia y la Procuraduría General de la Nación llegarían a Córdoba para realizar una segunda autopsia.

El cuerpo del policía Juan Alós fue trasladado hoy al mediodía en un operativo especial que se implementó desde el cementerio de Alta Gracia hasta Hospital Nacional de Clínicas, donde el féretro quedará alojado en una cámara de frío hasta que se dispongan nuevas pericias.

El procedimiento, en el que participó Policía Federal, Gendarmería y personal municipal del cementerio San Jerónimo, comenzó hoy poco después de las 9.30 de la mañana con la exhumación del cadáver, tras nueve meses de la misteriosa muerte días después que estallara el «narcoescándalo».

En el nosocomio nacional se dispuso un despliegue especial para la conservación del cadáver, para lo cual también se ha designado custodia de una fuerza federal las 24 horas.

Según anticipó el fiscal federal Enrique Senestrari dentro de 10 días, peritos de la Corte Suprema de Justicia y la Procuraduría General de la Nación llegarían a Córdoba para realizar una segunda autopsia, en pos de confirmar la cuestionada versión del suicidio que se ventiló en la justicia provincial o se refuerza la teoría de un hecho criminal como lo sospecha la Justicia Federal y la querella.

Senestrari dijo que hasta la llegada de los especialistas, el cajón permanecerá cerrado. Recién ahí se realizará la apertura para confirmar que todo está normal.

 

Un nuevo punto de partida

El representante de la familia Alós, el abogado Carlos Nayi, afirmó que este es un nuevo punto de partida para la investigación. “Hay muchas expectativas”, sostuvo el letrado.

Por su parte, la viuda Roxana Luna en dialogo con la prensa aseveró: «Estoy convencida que a mi marido lo mataron», y agregó que la misma semana que apareció muerto le había anticipado que se iba a presentar en la Justicia. Luna también afirmó saber quién habría asesinado a su marido, aunque aclaró que no iba a dar nombres.