Sociedad

Prisión preventiva a tres policías de la Metropolitana

Tres efectivos de la policía Metropolitana fueron procesados por “tentativa de homicidio agravado”, por haber disparado y herido con balas de plomo a tres personas durante una manifestación contra el cierre de la sala Alberdi, en el Centro Cultural San Martín, en marzo de 2013.

Son efectivos que reprimieron con balas de plomo durante el desalojo de la sala Alberdi, del centro cultural San Martín e hirieron a tres personas.

La jueza Wilma López procesó a Nelson Acosta, Miguel Ledesma y Gabriel Pereira de la Rosa, como “coautores penalmente responsables” de tentativa de homicidio agravado por ser miembros de una fuerza policial, abuso de funciones e incumplimiento de deberes de funcionario público, según la resolución.

López ordenó las prisiones preventivas y consideró que hubo un deliberado cambio de municiones para el uso de balas de plomo prohibidas.

En la causa consta que los tres dispararon escopetas “Mossberg” calibre 12-70 con munición de plomo, que se encuentra prohibida, contra los manifestantes en la sala Alberdi del Centro Cultural General San Martín e hirieron a tres personas.

“Los nombrados fueron quienes dispararon contra los tres manifestantes en la intersección de Corrientes y Paraná utilizando las armas provistas por la institución, aunque con postas de plomo, provocando las lesiones”, detalló la jueza.

Para López, los tres apuntaron contra el cuerpo de los manifestantes y hubo una “deliberada sustitución de los cartuchos”.

“No hay duda que se representaron el resultado de muerte de las víctimas, y lo aceptaron y se conformaron como posible”, agregó López, y remarcó que no se está ante un hecho aislado sino ante “un plan común con división funcional de tareas”.

Para López, hubo una “voluntad común previa y concomitante a la ejecución” y quienes intervinieron mantuvieron “el poder decisorio sobre el comienzo, prosecución y finalización”.

La jueza dispuso además remitir copias de la causa a la justicia federal porteña para que se investigue el delito de “acopio y tenencia de munición” a raíz de un allanamiento a la vivienda del detenido oficial mayor Pereira de la Rosa donde se encontraron armas cortas y largas, munición de guerra de uso prohibido y chalecos antibala.

La represión de la policía metropolitana contra los docentes y alumnos que resistían el desalojo de la sala Alberti, ubicada en el sexto piso del centro cultural San Martín, comenzó la tarde del 12 de marzo, cuando la Policía Metropolitana empezó a disparar con balas de goma, tiró gases lacrimógenos y usó camiones hidrantes.

Con el correr de las horas, la represión se extendió por la zona y, en la madrugada del 13, en la cuadra de Corrientes y Paraná, los periodistas de Germán De los Santos y Esteban Ruffa, de la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA), y Mario Fumaroni, que se manifestaba en el lugar, fueron atacados con balas de plomo por los efectivos de la Metropolitana. Otras doce personas fueron heridas por balas de goma y palazos de los policías.